Desventajas de ser vegano

El veganismo suele conllevar algunos inconvenientes y obstáculos, ya sea a nivel personal o debido a nuestro entorno. Pese a los avances de los últimos años, ser vegano todavía encuentra carencias en su entorno, desde su familia, hasta la sociedad pasando por el sistema de producción y económico existentes. Sin embargo, esto no supone que ser vegano sea imposible, simplemente deberemos conocer bien sus desventajas y aprender a solucionarlas de la mejor forma posible.

Consejos para ser vegano

Inconvenientes del veganismo

Inconvenientes de ser vegano

Al igual que encontramos múltiples beneficios de ser vegano, también tendremos que afrontar algunos inconvenientes del veganismo tanto a nivel social como a nivel de salud. El paso a la dieta vegana afectará directamente a nuestra vida diaria:

  • Cambiar los hábitos de vida: deberemos eliminar muchos alimentos a los que nos hemos acostumbrado desde pequeños e introducir nuevos por lo que necesitaremos fuerza de voluntad y determinación para no rendirnos a la primera de cambio. Empezar a ser vegano paso a paso nos facilitará la transición.
  • Intentar que los demás te comprendan: es habitual que tu entorno no entienda tu decisión auqnue la respeten. De hecho, ser vegano en una familia no vegana puede conllevar confusiones conflictos a la hora de cocinar, por ejemplo.
  • Riesgo de sufrir deficiencias de micronutrientes como vitaminas B-12 y D, calcio, ácidos grasos omega-3, hierro y zinc. Estos micronutrientes se obtienen de la carne, los lácteos y los huevos, incluso algunos de ellos sólo los podemos obtener de la carne. Por eso, si queremos evitar riesgos al ser veganos deberemos acudir a un especialista y asegurarnos de que nuestra alimentación vegana está bien planificada y equilibrada, así como plantearnos el consumo de complementos que nos aporten aquellas sustancias que las frutas y verduras no puedan suministrar.

Desventajas del veganismo

  • Acostumbrarse a nuevos sabores, ya que estamos familiarizados con el sabor de la carne, los huevos, los lácteos…. y la introducción de algunos alimentos básicos para empezar a ser veganos como el tofu, el seitán o la soja, puede resultar un poco rara al principio.
  • Leer etiquetas e informarse de la composición de productos y recetas: nuestra forma de comprar y consumir productos alimenticios se volverá más detallista ya que deberemos leer la composición de los alimentos antes de comprar o consumirlos. Otra opción es cambiar además el establecimiento de compra y optar por tiendas especializadas en productos veganos.
  • Buscar bares y restaurantes aptos para veganos o al menos con una carta que incluya algún plato que pueda comer una persona vegana.